regalos y más regalos...


confundido.jpg

Casi tan complejo como armar la lista de invitados a tu matrimonio, es resolver, sobre todo si tiene que hacer malabares con el presupuesto, qué regalaras esta navidad, y peor aún, a quién.

A quién si y a quién no. La familia directa o la más cercana puede ser un criterio. Pero de inmediato nos plantea una dificultad. Dónde termina tu familia directa? En tu esposa y tus hijos? En tus padres y hermanos? En los hijos de tus hermanos? En tus suegros? Y los cuñados y primos, entran aqui o no?

Otro criterio puede ser la frecuencia en que uno ve, visita o se relaciona con las personas. Aqui las personas con las que vives entran si o si. Y tus compañeros de trabajo? Que los veas todos los días no crea afecto necesariamente. A tus vecinos también los ves prácticamente todos los días y no parece ser este un motivo suficiente para comprarles algo. Además, respecto de la frecuencia, si somos estrictos, es bastante complicado sacar cuentas de todo el año. Sobre todo si cambiaste de trabajo durante el año o te cambiaste de casa o ahora frecuentas un café, pub o restaurant distinto.

Uno de los filtros más usados, sin duda, es la relación que uno establece con las personas. La pareja, obviamente no puede pasarse por alto. Lo siguiente son los amigos. Con sus propias complejidades. Lo mejor es cuando eres amigo de parejas de amigos. Te puedes ahorrar un regalo y comprar algo para ambos. Muchas personas crean la diferencia entre amigos y conocidos, aunque aquí también hay varios criterios de selección y de cambio de una etiqueta a otra. Incluso algunos pasan de una estación (amigo) a la otra (conocido) tanto como un futbolista de suplente a titular.

Entonces, a quienes les hago un regalo esta navidad? a quién, definitivamente, no puedo pasar por alto? a quién puedo saltarme sin que haya mayores problemas o situaciones embarazosas? Probablemente, tal como la lista de invitados, lo mejor sería crear una breve lista de personas, para luego ir tachando dependiendo del presupuesto u otros imponderables.

Una última opción es saltarse los regalos de todos y autoregalarse aquello que tanto queremos (una wii, en mi caso). Y una opción más social sería unirse a alguna campaña y regalar cosas a quienes viven en situaciones de vulnerabilidad o precariedad o realizar trabajo voluntario. Ustedes verán.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar